miércoles, 3 de mayo de 2017

Ignorancia



No sé por qué motivos la ignorancia impera en nuestras vidas.

Me gustaría que los niños que están formándose ahora sean más adelante personas que su forma de pensar no esté basada en la ignorancia.

Parece que ha costado muchísimo llegar a donde se ha llegado y en realidad hemos cambiado poco, desde que tenemos conocimiento de los primeros habitantes de este globo terráqueo.

No nos damos cuenta que años y años nos hemos ido cargando nuestro hábitat y siempre por algo que nos han inculcado que era necesario: consumir.

Consumir es innato en nuestra especie, así como reproducirnos para perpetuar nuestra presencia en este caminar de la vida.

Pero no contábamos con ser unos fagocitadores de nosotros mismos arremetiendo y dañando nuestro entorno en vez de hacer todos los esfuerzos para preservar la naturaleza en la cual vivimos.

Puedo hablar, pensar y sobre todo razonar. Pensar, lo que se dice pensar para poder intuir lo que nos puede ocurrir si seguimos haciendo caso omiso a que poco a poco nos estemos autofagocitando.

No quiero pensar que seamos tan brutos y tan ciegos y no queremos darnos cuenta de que estemos acabando con nuestro propio globo terráqueo.

Por mucho que aguantemos, algún día lo dejaremos y no me gustaría dejar un 'legado' que  hemos vivido en la ignorancia. 

4 comentarios:

  1. Toda mi vida he pensado en lo pernicioso que es ser ignorante,amigo Javier; hay varias ignorancias, la Hay, hasta en los mismos gobernantes que la promueven ( la ignorancia activa), es la más mala que hay, porque defienden a capa y espada lo que otros malhechores les han inculcado para que todo siga igual. Hoy por desgracia, la ignorancia está bastante arraigada en nuestra sociedad.

    Pienso como tú, Javier. Un pueblo ignorante no puede avanzar. ¿Llegará alguna vez el despertar del pueblo?. ¡¡ Tengo muchas dudas!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo también tengo mis dudas, amigo Vicente.
    Me gustaría como digo en mi reflexión que dejáramos un legado sin ignorancia. Que los que nos siguen seann libres.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Comulgo contigo
    Un fuerte abrazo, querido Javier

    ResponderEliminar