viernes, 30 de diciembre de 2016

Puede desaparecer


Feliz año, globo terráqueo.
Pensaba que uno de los mejores inventos de la humanidad era la escalera, sirve tanto para subir desde un plano hasta otro, esto es ver las cosas desde diferentes puntos de vista.

Me diréis que el mejor invento no es ese es la rueda, que con un simple mecanismo mueve de un lugar a otro todas nuestras pertenencias incluidos nuestros cuerpos, que siempre llevamos como si fuéramos caracoles que portan su casa a donde vayan.

Puedo seguir enumerando algunos otros inventos y cada uno que diga tendrá sus defensores e incluso detractores de los mismos.

La máquina de vapor, el motor a reacción, el cohete supersónico, en fin un sin fin de la agudeza e inteligencia de la humanidad, se supone que al servicio del bienestar.

Los puentes, acueductos y similares que proliferan en el mundo, son inventos que servían y sirven para salvar obstáculos y llevar a las ciudades que iban surgiendo el agua que necesitaban.

Mención especial hago de el acueducto de Segovia,  que para eso tuve la suerte de nacer en esa ciudad. 

Es posible que me digáis que la radio, la prensa y sobre todo las nuevas tecnologías, sean los mejores.

Si conseguimos ir a la esencia de los inventos de la humanidad, podemos preguntar ¿para qué este afán de inventar si seguimos matándonos los unos a los otros sin piedad?

Los inventos han hecho mucho por vivir mejor, pero también han servido para que la desigualdad campe a sus anchas entre nosotros.

Las escaleras suben y bajan, los puentes salvan ríos y hasta mares, los acueductos llevan el agua de un lugar a otro, los trenes y automóviles nos trasladan a distintos lugares, los aviones hacen lo mismo y los grandes cohetes surcan por el espacio sideral.

Pero creo por otra parte que la humanidad está cada vez más sola. 

Estamos acabando con este mundo y muchos ya vislumbran que en relativamente poco tiempo, si no ponemos fin a la destrucción paulatina del mundo, puede desaparecer.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Actuar con dignidad



Retirarse con dignidad. Son tres palabras que expresan muchas cosas.

Muchas veces retirarse de una competición deportiva no necesariamente se tiene que considerar una derrota.

En otros aspectos de la vida, puede significar dejar a otras personas acabar algo que tú habías comenzado con mucha ilusión y dejas que otras gentes lo puedan culminar aunque (además) esas gentes se lleven el reconocimiento de tus semejantes.

Pero lo importante y prioritario, se haga lo que se haga es actuar con dignidad.

Parece que últimamente algunos políticos están empeñados en tratarnos como si no entendiéramos que nos están manipulando a base de decirnos cosas que van a cumplir, pero luego con sus actuaciones, nos arrojan a la cara que hay que retirarse con dignidad.

Y yo pregunto, sin ánimo de ofender a nadie ¿la actuación de la gestora del partido que ha dado vía libre a seguir gobernando un partido más que cuestionable por lo que en realidad realiza?

En las elecciones del 20-N de 2011 sacaron mayoría, pero en aquella campaña dijeron que si llegaban al poder harían un montón de cosas, pero hicieron todo lo contrario y además sin consultar a la oposición nunca. ¿Eso se llama actuar con dignidad?

Ahora la gestora que llevó al poder al partido que continúa gobernando, han rasgado un partido con más de cien años a sus espaldas y lo han roto con tanta fuerza que tardarán mucho en 'coser'  todas las costuras que han producido.

¿Cómo pueden decir que su ex-secretario general se retire con dignidad? ¿Es poca dignidad entregar el acta de diputado?¿Eso no es digno?

Lo que me parece que no es muy digno es haber facilitado la gobernabilidad a un partido que poco tiene de digno.

No entiendo que se tenga miedo a votar las veces que hagan falta en una democracia si no se llega a un acuerdo o pacto con la oposición.

¡Cómo se nota que no tenemos buenos políticos con una verdadera visión de Estado!

Espero que el nuevo gobierno sepa actuar con dignidad.

martes, 27 de diciembre de 2016

Un cuento de Navidad



Este año tenemos un día de propina, y es al que voy a dedicar  este cuento de Navidad.

Vuelve la rutina de todos los años, acordeones desafinados repiqueteando en sus teclas un sonido manido y repetido todos los años. Luces en las calles, sus árboles navideños llenos también de luces.

Personas que corren con bolsas de los grandes almacenes como si fuera el fin del mundo y hubiera que perdonar a todos los que hemos agraviado durante - en este caso- 366 días que tiene 2016.

Locura en estas fechas en donde cada cual se siente engañado o agradecido. No lo sé, de verdad  no lo sé.

Mientras los grandes de la mercadotecnia  imploran piedad para que nos ablandemos y aflojemos el dinero para lavar nuestras desvergüenzas cometidas durante todos estos días del año que ahora concluye.

Lo cierto es que estoy hecho un lío tremendo pues sigo viendo y escuchando que el mundo sigue girando y girando y nosotros seguimos corriendo de un lado para otro como si fuéramos a perder el tren ¿o era perder la vida?

No lo sé. Si acaso sé que otro año más, los sinvergüenzas han seguido haciendo lo mismo a costa de los de siempre. Así son los seres humanos ¿o eran los inhumanos? No lo sé.

En este caso es año bisiesto y me hubiera gustado que cada uno de los 366 días hubieran sido Navidad.

Pero esto, naturalmente es un cuento de Navidad. 

martes, 20 de diciembre de 2016

Caras tristes



Llegó el domingo y en contra de lo pueda parecer, no me gusta lo que observo.

Paseando por la calle, entro en mi parque favorito y solo veo en mi paseo caras tristes.

Me pregunto, según avanzo  una y otra vez qué es lo que está pasando en este país tan querido y orgulloso de pertenecer a él.

Recorro en sentido contrario lo andado y sigo viendo tristeza reflejada en las caras que me topo en mi recorrido.

Algo no entiendo después de pasar casi 75 años de mi vida ¿qué hemos hecho para ver tantas caras tristes? ¿Hemos lanzado amargura?

No quiero verme reflejado como un espejo en esas caras. No quiero.

Entonces acudo a mi memoria para recordar otros paseos por el llamado "Valle de Tejadilla" de mi Segovia natal.

Comienzo a sentir que mis recuerdos me devuelven sonrisas. 

Recordando los hallazgos de fósiles a flor de piel de mi querida tierra, rememorando que antaño hubo otros seres que amaban y se divertían con los suyos.

¿Tendrían las mismas caras que estoy encontrando ahora por la todavía capital de España?

Me gustaría pensar que vienen tiempos alegres e ilusionantes para las nuevas generaciones pero tengo mis dudas por algo que me están indicando esas caras tristes.

viernes, 16 de diciembre de 2016

Algo no está sucediendo



Algo no está sucediendo. El compromiso de España con la Comisión Europea a dotarse cuanto antes de una legislación transparente sobre la contratación pública. Algo no está sucediendo.

Si de verdad se quiere acabar con la corrupción que campa a sus anchas en nuestro país desde hace muchos años, tiene que afrontar no solo leyes penales, tiene que quitar de en medio a toda esa pléyade que se fue incrustando en nuestra piel de toro con sus "pelotazos" como modo de proceder con la anuencia de todos los rincones de todos los gobiernos que han pasado por la democracia estrenada desde el 78.

Sería bueno que cualquier empresa de la Unión Europea pueda competir con contratos en toda la Unión Europea.

Pero siempre se dice como coletilla que "hecha la ley, hecha la trampa", y eso es otro tema que nos entronca directamente con la separación de poderes el legislativo, ejecutivo y judicial.

Si por mucho que se publiquen leyes para erradicar la corrupción que técnicamente sean impecables, pero luego su aplicación se hace imposible para barrer toda la escoria de parásitos que están alrededor de todo lo que huele a "pelotazo", entonces no se habrá conseguido nada de nada.

No se puede 'coser' ningún vestido si antes no tenemos las herramientas precisas que impidan tener vasos comunicantes entre los tres poderes en una democracia.

Es difícil que esto ocurra pero no es imposible y lo necesitamos como el aire para poder respirar.

Centrémonos en conseguir esto ya que algo no está sucediendo. 

viernes, 9 de diciembre de 2016

Esto es como una pescadilla que se muerde la cola



Nadie a estas alturas duda de que gobierne quien gobierne durante los próximos años tiene ante sí una tarea muy fea ante los ciudadanos.

Draghi suelta por esa boca que "el euro será vulnerable mientras no concluya la unión monetaria".

Por otro lado España se coloca en el puesto 32 en el listado de los mejores países para hacer negocios, siendo Nueva Zelanda la que lidera dicha lista. Esta lista la elabora el Banco Mundial sobre un total de 190 países.

Quien lleve la batuta de nuestro país tendrá que hacer maravillas para aprobar un nuevo presupuesto en el que tiene que incluir sí o sí unos recortes del 0.5% del PIB, que traducido serán como mínimo 5.500.000.000 de euros, para no quedarnos sin aire son 5.500 millones de euros.

Pregunto, sin ánimo de ofender a nadie, sobre todo a los magos de las finanzas ¿cómo se puede conseguir recortar esta cantidad cuadrando los presupuestos?

En cualquier bolsillo de cualquier ciudadano de a pie sabe que para que no haya sustos en su economía doméstica tiene que cuadrar una fórmula, que no es otra que los ingresos menos los gastos sean igual o superior a cero.

Pero claro ¿quién es el listo que sabe a priori cuál van a ser los gastos?

Los listos siempre lo saben, para cuadrar las cuentas es necesario pedir prestado dinero para que la ecuación no tiemble y se vaya al garete, pues los intereses hay que pagarlos y por supuesto devolver el capital prestado.

Así es que estoy esperando de nuevo como es habitual, que los recortes que otros llaman ajustes caigan en el lado más débil, que no son otros que los ciudadanos.

Los errores que cometen los políticos que diseñan son los de siempre: cómo y cuánto que hay que gastar.

El problema más complicado es cuando por mor de unos políticos nefastos nos quedamos sin ingresos, es decir sin empleo adecuadamente remunerado.

Por lo que de nuevo esto es como una pescadilla que se muerde la cola.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Forma de pensar



Queremos transformar el mundo. Queremos un mundo en donde tenga cabida sin exclusiones de ningún tipo.

Haber nacido en un lugar determinado, en una familia concreta, donde los que nos rodean sean personas cariñosas y atentas que quieren nuestro bien por encima del suyo, es sin duda una suerte inmensa.

Luego están las que se empeñan en decirte que te has equivocado, que has seguido un camino incorrecto y que por ese motivo te ves en situaciones complicadas.

Para esas personas solo existe su forma de pensar. Les da igual que tú pienses diferente a ellas. No conciben que lo que ellos piensan no sea el único camino para sortear la vida.

La felicidad no es conseguir mucho dinero y acumular cosas y cosas. Una de las claves para mí es conocerse primero en profundidad y descubrir los defectos que tienes para intentar subsanarlos, para no hacer daño a los otros.

Si tienes dinero lo ideal es poder disfrutarlo  en los momentos con los otros, como si fueras tú el que lo estuvieras disfrutando. Es trasladar la posible felicidad de inmediato a los otros.

Hay que ser una persona que sepa contagiar a los demás tu felicidad. Haz felices a los demás y tú serás feliz.

Siempre es conveniente ver y sentir cómo los demás tienen su forma de pensar. 


miércoles, 23 de noviembre de 2016

Hoy es un día cualquiera


Vista aérea del campo improvisado de refugiados y emigrantes en Calais (Francia)./ Efe. EFE
Hoy es un día cualquiera, en un lugar cualquiera, en una época cualquiera.

Veo pasar a las personas, pero no son cualquiera, son personas.

Cualquiera entonces se transforma en algo esencial, mejor dicho en algo sustancial, primordial diría yo.

Sí, pasan cosas, situaciones, actitudes, formas de actuar con los que nos rodean, y nos ayudan y nos hacen más llevadera la existencia.

Entonces de pronto deja de ser un día cualquiera.

Veo que Europa intenta borrar las huellas de algo que no es cualquiera. Son muchos migrantes y refugiados que  evacúan del campamento de lo que se llama la Jungla de Calais en Francia.

No es un día cualquiera ni mucho menos, es la vergüenza terrible de Europa dejando abandonadas a miles de personas.

Más de 1.200 policías, muchos funcionarios y voluntarios están realizando dicha evacuación.

Toda esta gente, según un censo elaborado por las autoridades francesas son 6.484 personas.

Las envían hacia varios puntos de algunos rincones de Francia.

Es como decir al mundo que no han sido capaces de gestionar algo tan esencial como la vida de las personas, como tú y como yo, que tuvieron la mala suerte de tener que salir de sus casas por culpa de una guerra, que de alguna forma Europa ha mirado a otro lado e incluso auspiciada o al menos consentida.

Hoy es un día cualquiera.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Desde mi ventana



Desde mi ventana. Un lugar mágico para reencontrarme con mi vida.

Desde muy pequeño me atraía el poder ver lo que otros vecinos no podían ver. Era como ser fotógrafo sin cámara, en realidad era la memoria fotográfica de mi mente.

Ahora me viene a esa fotográfica memoria escenas enmarcadas en otras ventanas  pero desde mi ventana.

Cuando ya muy de mayor vi desde mi habitación de hotel esa inmensa manzana llena de ventanas que es Nueva York, recordé la primera vez que observé a otro marco de otra ventana y se me quedó como foto fija lo que en ese momento estaba viendo.

Con el paso de los años me estoy dando cuenta que cuando rememoro cosas pasadas es como si estuviera pasando diapositivas de ventanas de diversos momentos de mi vida.

Es una sensación sorpresiva y a la vez en cierta medida angustiosa pues sé que no podré ver desde mi ventana situaciones que muy probablemente quisiera se hubieran producido.

Es como querer enmarcar un cuadro y no saber que aún no está terminado.

Ahora desde mi ventana veo todo un edificio de oficinas, que  todas las mañanas se iluminan todos y cada uno de sus despachos y estancias.

No puedo ocultar que mi curiosidad me hace lanzar miradas indiscretas a esas ventanas. Es como si quisiera saber de las personas que ocupan esas estancias, sus desvelos por hacer bien su trabajo.

Ahora  observo cómo ha sido mi vida desde mi ventana.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Hoy


Hoy he sentido que la vida me quiere. Tengo la sensación de que merece la pena tener amigos que constatan la dicha de vivir y dejar vivir sin cortapisas.

Es más, hoy pienso que los amigos se tienen, pero también sé que se van haciendo a lo largo de nuestra existencia.

Si miramos en nuestro rededor podemos tener sorpresas. Sorpresas como la que el otro día me sucedió en una de las redes llamadas sociales.

Me encontré con una fotografía de un cuadro que yo había pintado al óleo, firmado en 1983. No me acordaba de él, pero sabía que en aquella época lo había regalado a unos amigos.

Han pasado muchos años desde entonces. Es hoy cuando me doy cuenta que merece la pena vivir.

No hace falta que te estén adulando todos los días como si fueras un objetivo a capturar.

Lo importante es que te consideren tu amigo aunque hayan pasado muchos años.

Hoy, después de 33 años me siento muy dichoso el que todavía me recuerden con cariño.

Yo también lo hago hoy.

viernes, 4 de noviembre de 2016

Está pasando


Está pasando y no podemos hacer nada. Todas las grandes acciones en la vida las hacen los demás, precisamente a los que les hemos dado el poder.

Está pasando y nos quejamos, pero esa queja nunca la escuchan los que tienen dicho poder.

La democracia, su esencia es en teoría el gobierno del pueblo. Pero ¿en realidad es así?

No es cierto, la verdad es que el pueblo es el vehículo para que los nombrados por dicho pueblo hagan y deshagan a su antojo, amparándose en sus actas de diputados.

Dicen que actúan por el bien de la patria, aunque eso es pura retórica pues ¿qué es la patria?

Para determinados partidos políticos es una cosa y para otros no saben, no entienden y es en definitiva algo abstracto en donde se puede uno imaginar lo que quiera.

Teorías, pero ¿la práctica, en donde está? ¿Qué hacen unos y otros por el pueblo?

Lanzan discursos más o menos que suenen bien que calen en el futuro voto. Su voto. Pues en cuanto tengan los suficientes, harán lo que quieran ¿en nombre del pueblo?

Por eso es importante que los ciudadanos podamos votar leyes concretas, específicas que nos van a servir para nuestro bienestar, no el de ellos que ya lo tienen.

Quiero que lo que está pasando podamos tener la posibilidad de modificar.

El día a día de los municipios también se puede mejorar con las aportaciones y sugerencias de sus habitantes.

Con las leyes ahora, no podemos hacer nada.

Está pasando.

lunes, 31 de octubre de 2016

Ha sido todo tan rápido...



¿Te acuerdas?

Fue todo tan rápido, que es como si todo hubiese pasado ayer y si me apuras como si hubiera pasado ahora mismo.

¿Para qué sirve el tiempo?

Y me respondiste, para medir y situar nuestros errores.

El tiempo no lo puedes atrapar, él te atrapa a ti, me dijiste, pero yo creo que el tiempo es una forma de engañarnos a nosotros mismos y sirve para indicarnos (entre otras cosas), que nuestras vidas son efímeras.

Cuando nos interesa acotamos el tiempo, pero casi siempre te hace prisionero de hechos ya sucedidos.

El problema es cuando intentas atrapar una época futura, entonces todo es condicional vamos, es un asco, no puedes palpar la realidad ya que aún no ha sucedido.

Y cuando acotas tiempos o épocas pasadas, solo interesa recordar lo que otros se empeñan en recordarte. Si no te gusta, te dices a ti mismo que no lo recuerdas, pero sabes que es una trampa.

Es todo tan rápido que también es un asco.

¿Te acuerdas?

Mejor no referirse a lo que pasó, ha sido todo tan rápido...

jueves, 27 de octubre de 2016

Supremacía



Estoy intentando ver más allá de la verdad que ocurre cotidianamente. Pero por más que lo intento, no puedo.

No puedo soportar el que nos arrojen a nuestra cara todas las maldades que nos han estado echando sin compasión durante muchos años.

El otro día me comentaban, que seguramente en nuestras vidas nos hemos encontrado con personas, que por no sé qué historias, no les interesa actuar con sus semejantes con honestidad.

Seguramente tiene razón, no lo dudo pero si uniéramos actitudes de mucha gente que es honesta, estaríamos en el camino de erradicar esa minoría que nos hace tanto mal.

Lo peor de todo esto es que algunas personas se han posicionado en el mundo como 'valedores' de una verdad que ellos llaman competitiva.

¿De qué competición hablan? ¿Se refieren a una competición para anular al otro? ¿Quieren la supremacía de la 'raza' para defenestrar a sus congéneres?

Las guerras no han cesado a lo largo de la historia.

Supremacía.

jueves, 20 de octubre de 2016

Cuando el camino del cielo se convierta en un infierno


Por arte de birlibirloque
Es relativamente sencillo. Deslizarse por los caminos que la vida nos muestra continuamente es una opción que libremente podemos tomar.

Otra cosa es que lo que consideramos cielo se convierta en infierno.

Y eso puede ocurrir sin que nuestro intelecto pueda intentar cambiar.

Cuando en nuestra vida corriente nos sorprendemos de personas y hechos (que antes queríamos imitar) y resulta que por "arte de birlibirloque" esas personas se nos presentan en la actualidad conduciendonos hacia al infierno.

Esforzarse en mejorar la vida de nuestros conciudadanos desde la atalaya de la política debería ser la prioridad primordial y fundamental de toda persona que se dedique a la función pública.

No deseo que las fuerzas políticas actuales nos conduzcan a una situación irreversible.

No quiero ser testigo cuando el camino del cielo se convierta en un infierno.

jueves, 13 de octubre de 2016

Botar al voto



Las sorpresas, ya no son sorpresas. Gestionar lo que se dice gestionar, poca sorpresa en lo que hay que gestionar.

El tema que planteo puede parecer hasta filosófico, que seguramente lo es, como casi todas las decisiones que tomamos a lo largo de nuestras vidas.

Pero lo que está sucediendo actualmente en nuestro país habrá que hacer algún alto en el camino y pensar por qué ocurren ciertos hechos.

A nivel político, así  a primera vista, es como una rutina que nos han incrustado y acostumbrado del acontecer de los hechos.

Toda esta música que nos están orquestado desde todos los medios de comunicación (a veces pura manipulación) nos lleva a preguntarnos ¿qué es lo que pintamos los de a pie? Nos da la sensación de que nos llevan de la mano por donde los expertos nos saben llevar.

Y digo yo ¿no somos ya mayorcitos para discernir qué es un robo?

No nos engañemos, nos han robado muchas cosas y sobre todo nos han robado la dignidad, siendo personas libres.

¿Estamos botando de un lado para otro y ya no sabemos votar?

Especifiquemos de una vez por todas si queremos ser botados del escenario para botar al voto.
____________________________________
  • Botar: Arrojar, tirar, echar fuera a alguien o algo.
  • Voto: Dicho de una persona: Dar su voto o decir su dictamen en una reunión o cuerpo deliberante, o en una elección de personas.

viernes, 7 de octubre de 2016

Recomponer



A lo largo de la vida tenemos que recomponer muchas cosas. Si recordamos lo que hemos tenido que unir (trozos de objetos) que se nos han caído de las manos, es probable que al hacer un recuento nos veamos sorprendidos, porque seguramente han sido muchos.

Recuerdo que cuando era pequeño se me cayó de las manos una figura del belén que todos los años llegada las vacaciones de navidad, era un acontecimiento en casa, sobre todo para los que éramos pequeños.

¡Zas! ¡Horror se me resbaló de mis manos el ángel y se rompieron las alas del mismo!

¡Qué tristeza me produjo ese hecho ¡Qué desastre se me originó en mi alma de niño!

No sabía qué hacer.

Cuando me dí cuenta que la rotura era limpia y encajaban perfectamente las dos piezas.

Ni corto ni perezoso se me ocurrió, hacer una especie de pasta con harina y agua y tal cual, hice la unión.

Naturalmente cuando creí que estaba pegado al cogerlo de nuevo para poner en el belén se precipitó al suelo y esta vez se rompió en más trozos.

Ya os podéis imaginar que ni con un buen pegamento pude recomponer exactamente todas las piezas, pues quedaban esquirlas que no encontré en donde de nuevo el ángel aterrizó.

Os cuento todo esto, que en mi memoria he resucitado, lo que me ocurrió cuando era chico, al leer un titular en algún periódico (que ahora no recuerdo) en donde decía más o menos que con la dimisión de Pedro Sánchez en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), había que recomponer para articular la unidad de dicho partido.

Espero que sepan encontrar todas las piezas y todas las esquirlas que seguro habrán desaparecido.

¿No habrá que hacer un nuevo PSOE?

Pues eso, a recomponer.

Recomponer: Rehacer o componer de nuevo.

lunes, 3 de octubre de 2016

Busco la verdad



Me voy a permitir deciros que en este blog, como habréis observado, lo subtítulo Aprendiz de la vida. Busco la verdad.

Y casi seguro que me vais a indicar que todos somos aprendices de la vida y todos buscamos la verdad. Es posible, todo en esta vida, es posible.

La verdad es evidente que la buscamos, lo difícil es discernir cual es.

Los científicos en general te dirán que efectivamente buscan la verdad.

Pero ¿es que la verdad existe?

Ya sé que me estoy metiendo en un terreno muy resbaladizo y sobre todo muy desconocido.

Para algunos la verdad será esa definición filosófica que a cada cual le venga bien.

Aristóteles ya  indicó que el objeto de la ciencia es la verdad y que el hombre al ser un alma racional, le proporciona la facultad del raciocinio o intelecto y ello le llevará a un conocimiento verdadero.

Pero no quiero enredarme con las definiciones que por otra parte, suelen ser definición de otras, que a su vez se definen.

Realmente a mí me gusta decir que la verdad es algo que llega ante el proceso entre una afirmación y los hechos acaecidos.

Y por cierto, los hechos acontecidos últimamente en mi país me hacen reflexionar seriamente si somos racionales.

Diversas acepciones me interesan como por ejemplo "es la hora de la verdad", que indica el momento decisivo de un proceso cualquiera.

Otra acepción que me gusta es "decir a alguien las cuatro verdades", que no es otra cosa que decirle a una persona sin miramiento alguno cosas que le duelan.

Decir "una verdad como un templo", esto es tanto como decir que la verdad es evidente.

O esta otra "es la pura verdad", que es decir la verdad indubitable, clara y concisa, sin tergiversar.

En fin... que esto en realidad, es un sin fin.

Ah, sigo siendo Aprendiz de la vida. Busco la verdad.

sábado, 1 de octubre de 2016

Tolerancia



El candidato republicano a la presidencia de EEUU Donald Trump ha propuesto cerrar las fronteras en el país y deportar a millones de inmigrantes indocumentados.

No tengo más remedio que recordar aquella foto de un niño muerto arrastrado por el mar hasta una playa turca.


El caos que se produce en Europa por multitudes desesperadas que van a la deriva y en los mejores de los casos acaban hacinados en campos de refugiados. Pues refugiados son los que huyen de sus países fundamentalmente por las guerras.

Alemania con una población de 82 millones de habitantes acogió el año pasado 1,2 millones de esos refugiados, la mayoría sirios.

¿Qué grado de tolerancia tienen estas personas en la adaptación del país de acogida? ¿Qué es lo que verdaderamente piensan estos refugiados? ¿Nos hemos preguntado qué sería de nosotros si nos ocurriera lo mismo? ¿Qué tolerancia encontraríamos en el país receptor de sus habitantes? ¿Nos adaptariamos a esa nueva cultura, idioma y vida diferente a la nuestra?

Demasiadas preguntas. Deberíamos hacer un ejercicio que pienso sería muy fructífero, si de repente tenemos que huir de nuestra ciudad con lo puesto y seguramente con un idioma que no podemos entender. 

¿Qué es lo que pensaríamos si tuviéramos que emigrar a cualquier país de los que proceden estos refugiados? Personalmente pienso que me gustaría encontrar personas que supieran tolerar esa emigración forzosa. Nadie quiere salir de su entorno, su cultura, sus costumbres.

Pensemos, (aunque sea como una ráfaga de viento) por un momento qué encontraríamos en las personas que nos acogieran.

Tolerancia.*


 Respeto a las ideascreencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Poder



¿Puedes saltar?, le preguntaba un chico a otro ante un gran charco que se había formado en un bache en la acera por donde todos días pasaban camino de la escuela.

Uno de ellos, dando un impulso en una pequeña carrera lo salvó sin ningún problema, pero su compañero, no puso mucho empeño en ello y acabó sin remedio en dicho charco.

Se empezaron a reír y el que había logrado saltar retornó y se metió alborozado chapoteando como su amigo.

Volvieron a caminar juntos con risotadas hacia la escuela.

Allí con sus compañeros relataron lo que les había ocurrido y todos estallaron con risas rememorando el acontecimiento.

Con los zapatos y calcetines mojados, seguían riendo. En esta plena celebración entró el profesor de turno en la clase. El docente, al ver que seguían riendo quiso saber cual era la causa de esa alegría.

Cuando resumidamente le contó más o menos lo que había sucedido el profesor les dijo que lo que tenían que hacer en la vida era disfrutar cada momento y que en ese momento les pidió que se pusieran a leer un texto literario para que aprendieran lo que otras mentes antes pasaron por avatares distintos y seguramente similares.

Les dijo que la vida es una sucesión de momentos, de hechos, diferentes, parecidos y a veces sorpresivos en los que en cada momento hay que solventar para continuar el camino.

Y ese camino hay que procurar recorrer haciendo que los que te acompañan en dicho camino aprendan de ese aprendizaje para que otras generaciones a su vez sigan aprendiendo.

Les terminó diciendo que eso era a su entender el verdadero poder.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Sin avisar



Se presentó sin avisar. Era su estilo. Inconfundible.

Siempre decía que era más auténtico que seguir los 'protocolos'.

Al principio me parecía natural, él era así.

Pero estas presencias fueron adquiriendo cierta continuidad y eso fue lo que empezó a alertar a mis neuronas. Mis neuronas estaban al parecer mal acostumbradas y entonces llegó la lucha entre ellas.

Llegué a pensar que no estaban entrenadas para estos casos. Mi preocupación fue en aumento y un día, cuando apareció de nuevo, como era su costumbre sin avisar, confieso que ese día me pilló totalmente desprevenido o sencillamente (en el fondo me lo temía) empecé a odiarlo un poco. Solo un poco.

Le solté a bocajarro por qué hacía esto.

Me respondió sin pestañear: ¿el qué?

-Presentarte sin avisar.

-Creía que me entendías, me respondió.

Llegado a este punto es cuando a tumba abierta mis neuronas se dispararon y se encargaron de decirle que estaba empezando a odiarlo.

Fue cuando me percaté que no tenía a nadie y por eso se presentaba sin previamente decirme nada.

Me costó bastante, pero al final le entendí.

En si no era tan difícil comprender el motivo por el cual se presentaba sin avisar.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Seamos responsables





De nuevo he sentido todos los olores que me brinda la naturaleza.

Os preguntaréis porqué digo esto. Es relativamente sencillo. Durante este verano Hemos tenido unas temperaturas anormales, estilo 'caloret' de Rita Barberá.

Pero no me refiero a que el sol caliente más de lo habitual, me refiero a algo verdaderamente muy importante para no cargarnos el planeta en donde nos depositaron.

Los incendios que se producen, las más de las veces son intencionados y arrasan muchas hectáreas, al parecer, de zonas muy apetecibles para determinadas posibles acciones urbanísticas.

Acabo de ver un vídeo donde un aficionado graba en una zona donde se observan distintos puntos secuenciales que se encienden como si fueran las velas de una tarta de cumpleaños.

No sé cómo se pueden atrapar a estas indeseables personas desaprensivas que provocan esta barbarie, incluso en zonas protegidas.

¿Para qué sirven los ministerios? ¿Los contribuyentes pagamos sueldos para nada?

Propongo que cada vez que surja un incendio provocado se deje de pagar el sueldo a esos responsables que deben velar por el buen funcionamiento de los montes y bosques, para que se preocupen de algo que cuesta mucho poblar y regenerar.

Hoy he tenido la suerte de pasear con una fina lluvia que cala en la tierra, en las plantas y masas arbóreas que existen en la aldea donde estoy y tengo la suerte de disfrutar.

Esos olores me han producido hasta lágrimas que no sabía si eran las gotas de esa fina lluvia o realmente me surcaban por mis ojos pensando en lo que nos regala la naturaleza y algunos se empeñan en destruir.

Seamos responsables.

martes, 13 de septiembre de 2016

Poco a poco




Poco a poco, casi sin darme cuenta, veo pasar por el puente de la vida, degustando el caminar pensando que casi todo tiene su aquel.

Su aquel es que tu sonrisa esté ahí en el momento justo, para sentir que lo demás no me importe.

Me importa que tu mirada sea limpia, que no tenga resquicios de ambigüedad y no quiero que expreses dudas.

Indudablemente, con toda seguridad, te pido no tener ni un suspiro para la duda.

Sé que es pedir mucho, pero quiero que sepas que poco a poco me has hecho fuerte y siempre en mis caídas hacia el desánimo, has sido el soporte indispensable para no caer en el vacío.

Poco a poco, casi sin darme cuenta mis pasos son firmes y así has enterrado las dudas que conducen a la nada.

Tu mirada reposa en mis sueños y sueño que ya nada es imposible.

Poco a poco.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Intento convencerme




Intento convencerme. Por mucho que hagamos los de a pie, no podemos cambiar las rutas que se empeñan en marcar otras personas.

No entienden que han obtenido sus actas de diputados, que son contratos temporales, pero para que trabajen en beneficio de la sociedad, que para eso se les ha elegido.

Es un honor y no una 'bula' para hacer lo que les venga en gana. El acta no es un documento para obtener una concesión o gracia, ni ningún privilegio judicial o administrativo.

Se trata de llevar la 'res pública' con buena fe y transparencia y no robar de una manera u otra. Sencillamente es ser un servidor público pagado por todos los contribuyentes.

La última cacicada de este gobierno en funciones ha sido proponer al exministro Soria para director ejecutivo del Banco Mundial, aunque las presiones de su propio partido, le han llevado a renunciar.

Ser diputado es lo que tiene, que en cualquier momento eres recompensado por el amigo de turno, cuando en realidad has tenido que renunciar por ser mentiroso.

Por supuesto que personas mentirosas hay muchas, pero cuando llegan a la cúpula de cualquier ministerio ya es para nota como en este caso.

Por eso digo y asevero que por mucho que hagamos los de a pie para enderezar a nuestro país, no podemos cambiar las malas artes que se empeñan en hacer para su propio provecho.

Intento convencerme.

lunes, 5 de septiembre de 2016

El no de Sánchez



Todos insisten en que vamos a unas terceras elecciones generales.

Lo que quiero recordar es que el 31 de agosto de 2016 el resultado de la investidura fue: 170 síes y 180 noes.

Conviene recordar también que el 2 de septiembre de 2016 (segunda votación de dicha investidura) ha sido de 180 noes y 170 síes.

No hace falta ser muy sabio en estos menesteres para saber que es exactamente el mismo resultado en una fecha que en otra. 

Ninguna abstención ni por despiste o ausencia de alguna señoría ni tampoco abstención técnica, como algunos auguraron días pasados.

El presidente en funciones sigue advirtiendo de las consecuencias "irreversibles" que supone repetir elecciones.

Lo que quiero resaltar aquí y ahora es que, en general, estos políticos actuales no quieren percatarse de lo que los electores expresaron en las urnas.

Su afán de protagonismos, las más de las veces egocéntricos en algunos ya sea hacia la derecha o hacia la izquierda deben de encaminarse a que los pactos sean posibles.

¿A qué se llama una investidura inviable?

Parece ser que la formación naranja que lidera Albert Rivera ha dejado expresado lo siguiente: "Nosotros estaremos a la expectativa si algún candidato del Partido Popular tiene una investidura viable".

Por otra parte, la formación morada que comanda Pablo Iglesias ha dicho: "Quizás sea la última oportunidad de que el PSOE pueda llevar la iniciativa de procurar un ejecutivo decente".

Mientras unos y otros (o todos) esperan que pasen las elecciones autonómicas gallegas y vascas, ahora  toca al Jefe de Estado dar los pasos adecuados a seguir para citar de nuevo a partidos políticos y explorar alguna posibilidad de otro candidato que se preste a una investidura y que no resulte fallida.

Parece que todos quieren achacar esta situación al no de Sánchez, cuando en las dos ocasiones últimas los resultados han sido 180 noes y ninguna abstención.

¿Es que los 180 noes han sido solo de Sánchez?

El no de Sánchez.

sábado, 3 de septiembre de 2016

Vamos





Creo que debemos de tener la cordura de saber a dónde vamos o a dónde queremos ir.

Lo cierto es que no está fácil saber si vamos o venimos, lo digo por M.Rajoy.

No Sé dónde situarle en el campo de las posibilidades.

Y en el campo de las probabilidades me temo que tampoco.

Creo que hemos tenido un registrador de la propiedad tan especial que no sé si sigue pensando en Santa Pola o en la Moncloa.

Vamos a otras elecciones o no, depende siempre de otras personas con otras posibles formas de gobernar.

¿Puede ser?

Creo que ahora debemos dejar reposar la paella para poder disfrutar de la comida que se nos avecina en toda España.

Vamos.


viernes, 2 de septiembre de 2016

No tengo prisa




No tengo prisa.

Me gusta escuchar el estallido de la mar al chocar en el acantilado.

No tengo prisa.

Me gusta el golpe tranquilo de mis pasos por el camino que me conduce sin prisa a ninguna parte.

No tengo prisa.

Observo con diversión que algunas personas corren por algunos caminos de la vida, como si hubieran perdido el autobús.

No tengo prisa.

Me gusta fijarme en las personas que me cruzo por el paseo marítimo con sus bolsas abarrotadas de cosas y artilugios dirigiéndose a la playa. Las llevan con prisa.

No tengo prisa.

Oigo tranquilamente mecer por  las ráfagas del viento, a las hojas de los árboles que me van cobijando del sol que cae a plomo, llevándome a otros caminos de mi mente.

No tengo prisa..

Veo cómo se acerca el atardecer sin apenas hacer ruido como a mí me gusta, disfrutando de los colores que me adormecen en mi banco preferido del paseo.

Quizá necesite tener prisa para que comience un nuevo día radiante, aunque en el fondo, creo también que no tengo prisa.

miércoles, 31 de agosto de 2016

Impar





Impar. Cuando estás en una reunión y eres la única persona que no llevas pareja a la misma, te conviertes en un persona rara.

Pero a veces también eres imprescindible. Puedes encontrarte con que te quedes a cargo de los niños de los demás, haciendo un favor inmenso a las parejas que sí los tienen.

Así pues, ser impar es una especie rara, ya que de repente te encuentras, por ejemplo, con cuatro niños de esas parejas. Pero sigues siendo impar.

Cuando todos están juntos  las parejas y sus niños (ocho en total), pero llegas tú  y el grupo se convierte en impar.

Si se reúnen a cenar (solo los adultos), son cinco, y si la factura de la cena por ejemplo es de 272 euros, toca a cada uno 54,40 euros. Entonces casi siempre recae sobre el impar redondear la cuenta para dejar propina.

Otra 'ventaja' de ser impar es que se preocupan de buscarte pareja, entones puedes llegar a ser algún día par, y ya dejar de tener ventajas.

Pero eso ya es otro tema, has dejado de ser impar.

sábado, 27 de agosto de 2016

Valorar





Valorar a los políticos, es tan difícil como salir triunfante de una oposición de élite a la primera.

No lo digo por criticar a la 'casta', lo digo por la vergüenza que nos arrojan a nuestra cara.

Y lo peor de todo, es que no les duelen prendas.

No quiero hablar de política, pero es que últimamente son como esos azucarillos que te pones en el café y ves como poco a poco de disuelven en el pozo negro sin solución de hablar con ellos.

No hemos sabido asimilar lo que son las promesas políticas.

Vemos que una y otra vez sueltan de forma machacona las palabras justas para los intereses de los votantes.

Últimamente tengo charlas con gente del campo y me son muy útiles para contrastar esas ideologías que creíamos intachables y en algunos segundos me dan la solución para tachar en mi mente.

Les veo cómo trabajan duro la tierra, y digan lo que digan otras personas, son contundentes. Nos damos la mano, no como se dan la mano los políticos con otros políticos mirando a la prensa manipuladora, para luego hacer lo que les da  la gana. Me dan la mano que siento también contundente como sus pensamientos.

Me hablan de muchas cosas pero ponen un brillo especial en sus ojos cuando hablan de su tierra de su ganado de sus problemas.

Me indican entre otras cosas que lo que llamamos la clase política, es en realidad los 'conseguidores'.

Cuando les toca gobernar lo público solo se acuerdan de sus amigos.

"Oye, ahora que estás en el ayuntamiento  mira a ver si me consigues algo"

Y algunos (los amigos) consiguen algo que naturalmente no es de forma gratuita.

He pulsado más opiniones y algunos de una forma más abierta me vienen a decir lo mismo.

Concluyo con este tema, parece que todo es curestion de saber valorar.